UNQUILLO CIUDAD


Volver al Inicio


RESEÑA HISTÓRICA

Originalmente nuestro territorio estuvo habitado por comechingones y sanavirones. A partir de 1879, comienzan a surgir las primeras estancias, incluso hoy se conservan algunos cascos de aquellas. Es el “Unquillo de las estancias”, en cuyas inmediaciones la peonada (criollos y comechingones) construyeron los primeros ranchos que luego dieron forma a los barrios.

La creación de la Estación de trenes Unquillo, el 29 de agosto en 1913, es considerada el “acta bautismal” de la ciudad. La llegada del ferrocarril trajo consigo las primeras instituciones y comercios, la construcción de viviendas de veraneo: casonas y “castillos” que hoy son parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

A partir de la década del 20´ inicia una época de esplendor que ubica a Unquillo como uno de los destinos turísticos predilectos en el interior del país, se crean numerosos balnearios, hoteles y hosterías, inicia el transporte colectivo de pasajeros, y llegan a la estación hasta 10 trenes diarios.

Artistas de la talla de Spilimbergo se radican en nuestra ciudad, y muchos otros pasan el verano en nuestra ciudad.

En 1938 se organizan por primera vez los corsos frente al “Sierras Hotel” y en 1965 la Doma de Cabana, fiestas populares que perduran hasta la actualidad y que marcan una impronta en la cultura de nuestra localidad.

Entre las décadas del 30 y el 50, la explotación de canteras y hornos de cal se convierte en la principal actividad productiva. El Municipio se constituye en 1939, siendo Luis Luiggi el primer intendente electo.

Con el cierre del ramal ferroviario la actividad turística se resiente y lentamente el pueblo va dejando paso a la ciudad. Entre la década del 70 y 80 la fabricación de calzados y la industria frigorífica se transforman en la principal actividad económica.

Se declara oficialmente ciudad en 198.

En los ’90 el crecimiento demográfico se multiplica en toda la región del Gran Córdoba, conviviendo las tradiciones de pueblo con el fenómeno de las “ciudades dormitorio”.

En el cambio de siglo la ciudad se transforma con la participación activa de la comunidad en la construcción de una identidad renovada. La ciudadanía unquillense se expresa habitando los espacios comunitarios, participando, decidiendo y diseñando la ciudad, enfrentando los desafíos del crecimiento urbano con conciencia ambiental, poniendo en valor tradiciones e identidades con una pujante vida cultural.








RESEÑA TURÍSTICA

DATOS GPS
31º13’60’ ’Sur y 64º19’00’’ Oeste

Unquillo, enclavada en el Valle de Sierras Chicas, a 25 km de la capital provincial, y conocida como “Pueblo de Artistas”, combina la belleza de los paisajes y el aire serrano, resultando ser musa inspiradora para numerosos artistas que la han elegido como residencia.

Cerca de la mitad de la superficie es territorio protegido. Nuestros caminos son elegidos por ciclistas para recorrer el paisaje serrano enmarcado en la postal del Pan de Azúcar.

La Reserva Los Quebrachitos cuenta con más de 5000 h., incluye nacientes de arroyos y senderos especiales para el avistaje de aves, excursiones y campamentos, y la Capilla de Villa Leonor, ícono de la ciudad y síntesis de la obra del artista Guido Buffo.

Músicos, pintores, escultores, poetas y creadores de todas las disciplinas artísticas, dejan su impronta en la ciudad e impulsan propuestas que se expresan en numerosos espacios culturales: Cine Teatro Municipal, cinco casas museo y numerosos centros culturales independientes, galerías de arte, locales de artesanías y otros que combinan propuestas gastronómicas con arte en vivo.

Los tradicionales carnavales se realizan desde 1938, en el boulevard conocido como “la Doble Avenida”, con carrozas, murgas y espectáculos musicales. Actualmente el carnaval se celebra en toda la ciudad, con la participación de vecinos, artistas en centros vecinales y plazas barriales.

Otros eventos destacados son la Doma de Cabana - desde 1965- y más recientemente simposios, festivales y grandes ferias de arte.